Hay más filosofía y sabiduría en una botella de vino, que en todos los libros.

Louis Pasteur

Catas de vino

La cata no implica solo beber, sino disfrutar el vino a través de los sentidos de la vista, el olfato y el gusto. Durante la cata traduciremos esas sensaciones y percepciones en palabras, expresando que aromas y sabores nos transmite el vino. Pero veamos que dicen las definiciones oficiales de la cata de vinos.

Catar un vino es someterlo a nuestros sentidos, en particular al gusto y al olfato, para determinar su calidad. Aunque, no hay que olvidar que la vista, el tacto e incluso el oído, también intervienen en la cata. Por eso, catar un vino consiste en analizarlo atendiendo tres cuestiones básicas:

1.- Análisis visual: el color, la transparencia, brillo, intensidad, matices del pigmento y formación de burbujas.

2.- Análisis de los aromas: frutales, florales, herbáceos, tostados y especiados, valorando su limpieza, complejidad e intensidad.

3.- Análisis de las sensaciones en boca: acidez, impresiones dulces, astringencia dada por los taninos, materia y cuerpo, equilibrio, persistencia de los aromas, etc.

Mencionados en

Nos hemos ganado una mención especial gracias a nuestros clientes

Catas recientes

Degustaciones privadas y públicas del último año

DEGUSTACIÓN VIP

MARIDAJE CON QUESO

CATA DE VINOS

Reserva tu experiencia

Descubre nuevas experiencias y disfruta en familia y amigos de nuestra degustación guiada tanto para principiantes como expertos.